Conocer como blindar la seguridad digital de tu empresa puede suponer un aspecto competitivo diferencial.

La información que posee una determinada empresa puede ser muy variada y responder a criterios diversos en función del campo en el que dicha empresa esté enfocada. Lo que no varía sea cual sea el entorno empresarial que tomemos como ejemplo, es la importancia de dicha información.Los datos son uno de los activos de mayor valor que posee una empresa u organización, ya sean relativos a métodos de trabajo, estudios concretos o procesos de desarrollo. Pero en lo relativo a seguridad y mantenimiento informático, no solo nos referiremos a la información almacenada de forma digital por una compañía. El uso de la tecnología  va mucho más allá en los procesos de trabajo, ya que puede aportar un valor añadido en un entorno empresarial cada vez más dinámico y cambiante.

“Si miras cualquier tipo de organización moderna y piensas ‘¿Cuál es el instrumento de poder más potente?’, verás que es la información.”
Ricardo Semler, empresario.

Sin embargo, un error común cuando nos referimos a entornos virtuales y seguridad digital, es descuidar posibles fracturas o errores en los mismos, estas grietas de seguridad podrían desencadenar en un grabe problema si se sufre un ataque informático. Es normal que no evaluemos correctamente los riesgos, ya que a menudo no somos capaces de constatarlos en un entorno tan cambiante.

 La auditoría informática se convierte en un elemento clave para proteger a las empresas, alertando a sus responsables de posibles puntos vulnerables en sus sistemas de información virtual.

seguridad digital

Llegados a este punto, hoy toca hablar de los principales puntos a tener en cuenta cuando hablamos de cómo proteger nuestra información corporativa.

Backups de seguridad

Es primordial que las empresas se aseguren de cumplir con un procedimiento de guardado de datos que se encuentre disponible en caso de que se produzca alguna pérdida de información. Un error común es que esta información sea guardada por los empleados en dispositivos ajenos al servidor principal de la empresa, ya sea en discos duros u ordenadores por lo que es importante centralizar dicha información.

Cuentas de usuario de trabajadores

Los trabajadores (usuarios) suelen ser el eslabón más débil de la cadena de seguridad. Es por ello que consideramos prioritario que sean formados en términos de seguridad de sus cuentas. Estas deben ser únicas y no podrán ser compartidas bajo ningún concepto. También se tendrán en cuenta los privilegios de seguridad a los que puede acceder cada usuario en función de su estatus dentro de la empresa.

Identificar la información prioritaria

De la totalidad de datos que puede almacenar una empresa existen grados de importancia. El porcentaje de datos que suponen una importancia vital para la  empresa puede no ser demasiado grande, sin embargo, su deterioro o pérdida podría suponer una pérdida irreversible. Identificar cuales son estos datos y tenerlos especialmente protegidos y localizables resulta fundamental.

Correo electrónico

Este es otro punto importante a tener en cuenta. Se debe filtrar el correo tanto entrante como saliente, implementando soluciones específicas para proteger a los usuarios de posibles ataques de malware, phising o spam.

Encriptación de ficheros digitales externos

Es conveniente evaluar el riesgo del transporte de los archivos digitales para determinar si debemos o no implementar un sistema de encriptación de la información.

El encriptado de seguridad digital se ha convertido en una solución vital en muchos sistemas de seguridad. Tanto es así que el pasado año, Whitfield Diffie y Martin E Hellman, fundadores de la encriptación moderna, recibieron el premio Turing,  galardón equivalente al Nobel de informática.

Archivos compartidos

La seguridad de los archivos compartidos a menudo resulta uno de los puntos más delicados. Se deben concretar protocolos de seguridad relativos a estas redes de información.

Definir las responsabilidades en la gestión de la información

A pesar de que todas las áreas de la empresa deben adoptar las medidas oportunas referentes a la seguridad de la información, debería asignarse la tarea de administrar los sistemas de seguridad a un determinado equipo o departamento.

Estos son algunos de los puntos generales a tener en cuenta en términos de seguridad informática. De todas formas, debemos tener presente que cada empresa dispone de unas necesidades específicas, relativas a su actividad. A través de una auditoría de seguridad informática pueden identificarse cuales son dichas necesidades para así poder aplicar aplicar los protocolos de seguridad necesarios.

Si su empresa trabaja con servicios externos como Servidores Web, Servidores de email, FTP o VPN, pueden ponerse en contacto con nosotros para que les prestemos nuestros servicios de auditoría de seguridad informática. De esta manera, serán capaces de reconocer cual es la situación de sus archivos y establecer las medidas preventivas necesarias, así como corregir los posibles problemas de seguridad que puedan aparecer en sus sistemas de información.